Julian Gonzalez

CEO Observatorio del Futuro

Un amigo psicólogo me comentaba que estamos creando dementes, y nadie lo remedia.

En los últimos tiempos detectamos un uso desmesurado del engaño como algo natural y normalmente aceptado. Se legisla, se rellena sesudos memorándum llenos de preceptos, cuyo cumplimiento se marca, se repite y se desarrolla. Pero en realidad se oculta la verdad que no interesa bajo aceptación por escrito de haber sido informado.

Se enseña a mentir en la administración para justificar infumables formas de actuación que llevan al fracaso de miles de estudiantes, de falta de interés por tomar conciencia de trabajar para una población exhausta, que es esquilmada regularmente por El estado, los bancos, las operadoras, las empresas de suministros básicos, y por todo el aparato que esta a su lado. Ese ejercito de escribidores públicos, sin los cuales nada parece ser real.

Si alguien tiene un conflicto con un banco, o una empresa de las anteriormente nombrada, solo sirve lo que un notario escriba y levante acta. Los ciudadanos en este país son menores de edad o incapacitados para hablar en su propio nombre. Levantar acta de lo que se dice y hace se ha convertido en el gran hecho real. No existe otra.

Hay dos niveles de actuación donde se forja el signo de nuestro tiempo. La entrada en el sistema educativo, y la jubilación. Entre medias queda una franja donde eres productivo para un sistema que te exprime sin piedad, que no asume responsabilidades y que solo responde ante si mismo, es decir a nadie.

La administración es un gran padre que trata a su hijos con su propias reglas. Sus hijos son suyos, los rige por sus propias reglas, y son su materia prima. Los moldea para que sean buenos ciudadanos, que cumplan las leyes. Habría que hablar de un cierto autoritarismo de bajo perfil. La autocensura se expande en sentido exponencial, y la frustración se convierte en la tónica dominante.

En Octubre 2016 Iñaki Gabilondo escribía:” Acabamos de descubrir que estamos educando para un mundo que desaparece”. Una sociedad industrial que ya poco tiene que decir. ¿ Porque se sigue educando para un mundo que ha muerto? Porque los seres humanos son el producto, y la escuela su fábrica. La escuela se ha transformado en la única fábrica que va a quedar.

En 1978 estudiaba en la facultad de Sociología aquello de los cuellos blancos y los azules, y como los ingenieros eran “entrenados” para dirigir obreros, y los de letras para servir de florero, ya que en el orden industrial, el valor añadido de la inteligencia no es considerado como factor de desarrollo.

Hace tiempo que este “orden” ha entrado en crisis, y hasta los chinos ya no quieren ser las maquinas productivas de Occidente. Ya quieren competir con la inteligencia occidental.

Sin embargo el sistema educativo sigue educando para destruir cualquier atisbo de singularidad, disruptura, creatividad, idea alternativa. En la mayoría de los países han entendido, que en la actual sociedad el recurso mas buscado es el talento. Excepto en la nuestra. ¿ Cual es la razón? Aunque cueste creerlo, solo encuentro una respuesta: Nosotros somos el producto a explotar.

Los bancos “roban” descaradamente cantidades que desaparecen de las cuentas con total descaro. Intentan confundirnos, les enseñan a mentir, a hacernos creer que somos nosotros, que no hemos leído. La realidad es que no nos consultan sus cambios en los contratos. El estado cobra cantidad a cuenta a empresas de baja en actividad, y obliga a declarar el IS al registro mercantil, aun sin actividad. ¿ Que sentido tiene? ¿Financiamos al estado? Luego te devuelve el dinero, pero durante 8 meses ese dinero esta en sus manos sin recibir nada a cambio. Las empresas recaudan el IRPF de los alquileres, y se encarga de pagar los seguros sociales de los trabajadores. Ese trabajo no le corresponde a las empresas, sino a los trabajadores. Para ese trabajo la empresa tiene que contratar a alguien o una gestoría. ¿ No sería mas normal que el trabajador recibiera todo el dinero integro e ingresara dicho seguros por su cuenta? La empresa sería mas competitiva, y los trabajadores tendrían mayor conciencia del costo y de los gastos de su trabajo.

Y aquí llegamos al perfil de salida. El sistema de pensiones español es la antesala del despropósito que como una gran cascada nos lleva al desastre. ¿ Porque España sufre tanto con cada crisis? Porque al tener un sistema de pensiones “solidario”, depende de las aportaciones de los trabajadores en activo. Si el poder adquisitivo de los salarios se resiente, el sistema de pensiones también y se transmite a todo el sistema impositivo, arrastrando en esa deriva a todo el sistema fiscal y laboral. Si el sistema de pensiones fuera individual, sería estanco a dichos vaivenes, ya que el trabajador jubilado siempre tendría el dinero a salvo y creciendo en fondos de pensiones. Seguirían siendo públicos, pero con gestión privada. Este es el caso de países como Noruega, Suecia, Holanda, ejemplos de países nada revolucionarios y con tradición solidaria.

Los mas curioso del caso es que en España existían sistemas que las empresas habían creado a imagen de las empresas alemanas, los montepíos, los economatos de empresas donde los precios eran mas beneficiosos para sus empleados. Todo esto desapareció con el advenimiento de un capitalismo del pelotazo, donde todos participaron, izquierda, derecha y demás posiciones.

La máxima es, lo público es de todos. Y como es de todos, yo lo puedo explotar en nombre del pueblo. Eso es lo que hacen actualmente las diputaciones, agencias del gobierno, sindicatos, organizaciones gremiales. Dedican escasamente el 30% de lo recibido y gastan el 70% restante para ellos mismos. Es la “pax romana” donde todos participan de la explotación del bienes públicos para fines privados. Es decir el gran robo a los ciudadanos que lleva produciéndose en los últimos 30 años. Y así hemos visto desaparecer, el parque público de viviendas, cuyo hito mas excelso fue la venta de los pisos construidos con los impuestos de todos los madrileños a los fondos de inversión, llevado a cabo con total descaro y sin disimulo por la antecesora de Manuela Carmena. Esta estuvo batallando contra este hecho deleznable que perseguirá eternamente a su responsable, aunque una ex ministra de justicia la eximiera de dicha responsabilidad, como ejemplo del signo de los tiempos que nos toca vivir.

Tiempos oscuros nos contemplan Latino. Podía decirle Max Estrella a su amigo en un noche sin fin en Luces de Bohemia de Don Ramón María del Valle Inclán, el fénix de los prodigios del siglo XX, y de muchos siglos mas.

Publicado por Billy Kidgarden

I embarked to know the world. Disembarked to know the man. I want to return to embark me.....It´s impossible to know it

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: