El modelo de colonización de la edad media en España, podría darnos ideas para luchar contra la despoblación rural en la actualidad.

En una conversación con una experta en Edad Media en España, me explicaba como se colonizaba las zonas de la península ibérica conquistadas a los musulmanes.

Se establecían las ordenes militares a modo de regalía, que cedían el territorio a colonos que quisieran trabajar la tierra y construir una casa para ampliar la familia. Era como una frontera que debía ser defendida y desarrollada, económica y demográficamente.

Y yo me pregunto, ¿Como traspasamos ese sistema al momento actual, y quien es ahora cada agente de aquella experiencia?

Me comentaba, que la construcción de infraestructuras en la actualidad, en estas zonas, sólo facilita la huida de la población hacia zonas densamente pobladas, dada la deriva.

Estamos hablando de territorios con un tejido social en ruina, con nula capacidad de recursos humanos que sean capaces de poner en valor iniciativas emprendedoras para desarrollar estas áreas.

Hace falta imaginación y buscar donde nadie ha buscado nunca.

Colectivos con conciencia comunitaria y colaborativa, que ejerzan de «soldados» de las iniciativas, normalmente sostenibles, y que gestionen los recursos a su disposición con apoyo económico, exención de impuestos, usufructo de los objetivos conseguidos.

Las órdenes militares tenían dicho perfil: conciencia, pasión, espíritu comunitario y ayuda colaborativa.

Solamente hay que trasplantar el método al actual momento. Usar los aspectos más prácticos de aquel modelo, no los ideológicos. En la actualidad alcaldes de estas zonas ha puesto en marcha iniciativas semejantes, pero hay que crear red y comunicación entre estos colonos para colaborar y construir la cadena de valor. Problemas de logística, transporte. Falta de tejido social y profesional, una población envejecida, falta instrumentos para medir el impacto de las inversiones realizadas, visión global de todo el proceso, y ausencia de continuación en las políticas emprendidas, nos sugiere que debemos buscar en otros sitios nunca vistos. Y el modelo de la edad media en España se merece al menos una reflexión. La situación necesita frescura y generosidad, falta de prejuicios y sentido global del problema.

Hay nichos donde la España rural podría tener posibilidades de fijar población y estos son donde las ciudades ofrecen serias dificultades de asentamiento y consolidación. En la evolución demográfica, la pirámide poblacional debe ser reinventada.

El aumento de la esperanza de vida, hace que los ciclos de vida activa deben ser reajustado.

Los 50 años de ahora son los 30 de hace 30 años y los 60 de ahora son los cuarenta. Comunidades senior que desean una oportunidad para desarrollar talento, emprendimiento senior, y grandes dosis de colectivos transgeneracional. Individuos con experiencia, deseos de ser activos y aprovechables al desarrollo económico de las zonas rurales. Comunidades senior artísticas podrían dar impulso a zonas en peligro de despoblación .

casas sostenibles

Otras de las grandes ideas que podría funcionar es la instalación de un centro de investigación de casas sostenibles, realizadas con materiales respetuosos con el medio ambiente. Atraer a emprendedores, que tengan un campo de pruebas, en una zona con bonitos paisajes, recursos hídricos y materiales naturales.

Hay que rehacer el concepto de habitabilidad. Ahora que España ha sido vertebrada por carretera, línea de tren de alta velocidad, media distancia y cercanías, junto a linea de autobuses, moverse por España es fácil y cómodo. Estas ventajas no deben ser para perder población en pos de las grandes urbes, sino debe recorrer el camino contrario.

Se perfila la creación de un Instituto de desarrollo rural para cada zona donde se requiera, donde se estudiarán, optimizarán y pondrán en valor todas estas iniciativas y otras que vendrán. Solo hay que aprovechar lo hecho y ser “militante” de las mismas, como aquellos caballeros, y gentiles hombres que un día soñaron con repoblar territorios fronterizos, peligrosos y difíciles. Ahora necesitamos otro tipo de militantes.

Revertir el esfuerzo en la mejora de infraestructuras, para que estas sirvan a las comunidades, como el PLAMIT (Plan de mejoras infraestructuras turísticas) realizadas por la Diputación de Cuenca durante las 2 anteriores legislaturas, y otras realizadas en el norte de la provincia de Valencia, en esas comarcas tan bonitas de la sierra Mariola, con Bocairente a la cabeza. Ese esfuerzo tiene que tener un premio, y cambiar la mentalidad de huida de esas zonas para asentar iniciativas sostenibles, medibles y en crecimiento. Hay que articular el territorio para estas zonas, no para que se pueda escapar de ellas más rápido y mejor. Pero habrá que buscar los recursos humanos que sean capaces de llevarlo a cabo. El modelo de la Edad Media puede ser un punto de reflexión y recuperación de realidades olvidadas en el tiempo.

Billy Kidgarden

Puedes ayudarnos a ser más sostenibles y apoyar esta causa. Entra en nuestra página y consigue tu camiseta y otros regalos. Entra en http://bit.ly/2exeiGh

Publicado por Billy Kidgarden

I embarked to know the world. Disembarked to know the man. I want to return to embark me.....It´s impossible to know it

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: